julio 18, 2023
0


Detenidos dos vecinos de Jerez de 52 y 35 años por golpear a un vigilante de seguridad la tarde del sábado en un centro comercial de San Fernando en Cádiz. La trifulca se originó cuando estas dos personas, acompañadas de una mujer, chocaron su coche contra la pared de un establecimiento de hamburguesas. En ese momento, una pareja de vigilantes les quitó las llaves del vehículo a la espera de que se personara la Policía y evitar así que huyeran del lugar. Es en ese instante fue cuando comenzó la pelea contra los empleados del Bahía Sur, principalmente contra uno de los guardias de seguridad. El incidente fue grabado en vídeo y difundido en redes sociales.

Los presuntos agresores no solo les propinaron puñetazos y patadas, el más joven llegó a coger un martillo tipo machota que llevaba en el maletero para golpear al vigilante, que se defendió con su porra al igual que hizo su compañera de seguridad. El otro, según fuentes policiales consultadas por Antena 3 Noticias, empleó una gavilla de acero de obra para atacar al trabajador.

En las imágenes se observa cómo el hombre de 52 años le quita los grilletes, así como la defensa del empleado, al que lanza al tejado del centro comercial. En ese momento aparece la tercera ocupante del vehículo, una mujer que la emprende a golpes contra el trabajador. Su compañera, que llevaba el casco puesto, intentó ayudarlo, pero también recibió algunos golpes. La escena sucedió en torno a las 21:00 horas y ante numerosas personas que contemplaron sorprendidas lo que estaba ocurriendo.

El enfrentamiento no quedó ahí. Cuando llegó la Policía Nacional, el joven de 35 años arremetió también contra los agentes para evitar ser detenido, ocasionando así lesiones a uno de los policías. El portavoz de la Policía Nacional en Cádiz ha explicado que este joven dio positivo en la prueba de alcoholemia que le practicaron los agentes de la Policía Local.

Finalmente, ambos fueron arrestados y puestos a disposición judicial. Al vecino de 52 años se le imputa un delito de lesiones, lo mismo que al joven, aunque a este se le suma otro por atentado contra agentes de la autoridad. En cuanto a la mujer ocupante del vehículo y que participa en el altercado, no se la puede detener porque cuando llegaron los agentes ya se había marchado del lugar.