julio 19, 2023
0

La Asociación de Consumidores y Usuarios de Valdemoro (ACUSVAL) ha presentado una denuncia ante Consumo de la Comunidad contra el Parque Warner de San Martín de la Vega por "la prohibición de acceder al recinto con comida y bebida", así como por "la extralimitación de los vigilantes de seguridad del parque, que registran y tiran a la basura la comida que portan algunos usuarios en sus mochilas".

El colectivo ha decidido poner en conocimiento de la Dirección General de Comercio y Consumo estas prácticas tras conocer que "a un grupo de jóvenes de Valdemoro que adquirieron entradas para pasar el día en el Parque Warner se les registraron sus mochilas y se les obligó a tirar sus bocadillos a la basura", por lo que ha pedido que "la empresa a acabar con estas prácticas".

En este sentido, Acusval ha considerado que la prohibición de acceder a estas instalaciones con comidas y bebidas "entra dentro de las prácticas comerciales 'abusivas' dado que --según argumenta-- la actividad de hostelería no está contemplada en la razón social de la empresa que explota el parque y dentro del mismo sí se puede comer o beber (pagando, claro) en los establecimientos de comida rápida que allí se encuentran".

Tarifas especiales para nuestros seguidores. WhatsApp 
La asociación ha aludido a la situación en las salas de cine, donde la legislación y la jurisprudencia han terminado "dando la razón a los usuarios y han obligado a los empresarios del sector de las actividades recreativas a permitir el acceso a los recintos con comidas y bebidas".



POSIBLE INFRACCIÓN DE LA LEY DE SEGURIDAD PRIVADA


Además, Acusval ha planteado que la "extralimitación en las que incurren los vigilantes del Parque puede ser una supuesta infracción de la Ley de Seguridad Privada", cuestión que, aunque no es materia de Consumo, sí ha incluido en la denuncia.

En este punto, ha alegado que las razones de seguridad que alega el Parque para no permitir el acceso con comidas "no están justificadas de ninguna manera y no se entiende que una lata de refresco sea o no peligrosa en función de si se adquiere fuera o dentro del recinto por lo que no cabe aducir la 'seguridad' para impedir la entrada al recinto".



Print Friendly and PDF