junio 05, 2023
0
Existen determinados motivos por los que la empresa tiene que transformar obligatoriamente el contrato temporal a indefinido. En ese sentido, la normativa incluida en la última Reforma laboral es la que contempla esta materia. Todo ello, con el fin de garantizar la estabilidad en el empleo y acabar con la precariedad laboral, que ha venido lastrando el mercado laboral español en los últimos años. Por consiguiente, estos son los casos en los que el contrato de duración determinada se convierte en fijo.

La última Reforma Laboral indica los motivos por los que un contrato temporal pasa de forma obligatoria a indefinido


Según el Estatuto de los Trabajadores, “un contrato de duración determinada sólo podrá celebrarse por circunstancias de la producción o por sustitución de persona trabajadora”. De esta forma, si el mismo obedece a un aumento de producción, no podrá exceder de 6 meses de duración. Aunque, dependiendo del convenio colectivo, en ocasiones puede ampliarse hasta llegar a un año. Sin embargo, en caso de sustitución para cubrir una baja, no podrá ser superior a 3 meses.

Asimismo, según indica la norma: “las personas trabajadoras que en un periodo de veinticuatro meses hubieran estado contratadas durante un plazo superior a dieciocho meses, con o sin solución de continuidad, para el mismo o diferente puesto de trabajo con la misma empresa o grupo de empresas, mediante dos o más contratos por circunstancias de la producción, sea directamente o a través de su puesta a disposición por empresas de trabajo temporal, adquirirán la condición de personas trabajadoras fijas”

También existen otras causas en las que un contrato de duración determinada pasa a considerarse fijo


Hay otras razones por las que un contrato de duración determinada pasa a convertirse en uno fijo. En ese aspecto, esto sucede si la Seguridad Social detecta que hay «fraude de ley» en la contratación temporal. Esto quiere decir que, si no hay causa que justifique la temporalidad, el contrato pasará a ser indefinido. También, si se producen alguna de estas 3 circunstancias: cuando la empresa no tiene dado de alta al trabajador, no se haya formalizado por escrito la relación laboral, o si acaba el contrato y el empleado sigue trabajando. Por consiguiente, esas son las causas por las que la empresa tiene que transformar obligatoriamente el contrato temporal a indefinido. 



Print Friendly and PDF