El boom de las alarmas en verano: ¿Cuánto cuesta contratar una alarma?




Hay varios motivos que han propiciado el aumento del interés por la instalación de alarmas en las viviendas, especialmente en verano, cuando se cogen vacaciones y se pasa más tiempo fuera. El miedo no es solo que entren, roben las pertenencias y hagan los destrozos pertinentes, sino por el temor a la okupación, un fenómeno que se extiende y produce un alto nivel de preocupación ante una supuesta indefensión entre la población.

Hay sectores productivos que se fortalecen en los momentos de crisis, especialmente aquellos que están relacionados con la seguridad en viviendas y negocios. Brindar protección a los hogares es una de las prioridades de los españoles, pues cuando el dinero escasea, aumentan los delitos de robos.

Como cabe imaginar, los cacos quieren enfrentarse a los mínimos problemas posibles al cometer sus fechorías. Por este motivo, buscan como objetivos esas casas que están deshabitadas temporalmente y no presentan sistemas de seguridad extraordinarios. En verano, por ejemplo, es fácil estudiar un vecindario y detectar cuáles son las viviendas cuyos propietarios están de vacaciones.

El temor a sufrir un asalto en la vivienda hace que aumente, por tanto, la contratación de alarmas en verano. Además, a esta preocupación se le ha venido a sumar una aún mayor, y es el riesgo a llegar de unos días de descanso fuera y encontrarse la casa okupada. Ante el aumento indiscriminado de los desahucios, la pérdida de hogares por parte de las familias, la ocupación está a la orden del día.

Invertir en una alarma para proteger el hogar 

Otro factor que ha hecho que crezca el número de instalaciones de alarma es que la inversión no resulta elevada, y a cambio ofrece una gran tranquilidad y evita males mayores. Tener un dispositivo de seguridad en casa ya produce un potente efecto disuasorio en los ladrones u okupas, que no quieren para nada llamar la atención y siempre buscan pasar desapercibidos. Ante cualquier dificultad, buscarán otra casa cuya entrada sea más sencilla.

Cuando una vivienda está protegida con una alarma conectada a una central receptora con aviso a Policía, los okupas ni siquiera intentar ocuparla, porque saben que en pocos segundos se estará dando aviso a las Fuerzas del Orden que actuarán de la misma forma que si se tratara de un robo, deteniendo o expulsando a los okupas de inmediato. Por eso, el simple hecho de tener una alarma reduce en gran medida el riesgo de sufrir un robo o una okupación.

Precio de una alarma para hogar 

En relación a las tarifas, el precio alarma para hogar ronda los 35 euros al mes, y la tranquilidad que brinda no tiene precio. Sin embargo, como cabe imaginar, el precio final de cada contrato variará en función de varios factores, como la compañía de alarmas con la que se lleve a cabo la contratación, los servicios que ofrezca, el tamaño de la propiedad a proteger, su distribución y otra serie de factores... No obstante, como norma general, además de las cuotas mensuales, hay que hacer frente a otros pagos: como el coste de la instalación del sistema de seguridad y el del equipo de alarma.

La instalación de la alarma es un concepto que se suele pagar aparte. Si bien es cierto que puntualmente las diferentes compañías pueden lanzar ofertas con instalación gratis para ganar clientes, el precio suele ser de entre 50 y 100 euros.

Otro gasto adicional es el equipo. El precio de este varía sustancialmente según las características que reúna, aunque su coste suele oscilar entre los 300 y los 600 euros.

Muchas empresas ofrecen opciones de financiación para poder pagarlo a plazos o incluso lo ceden al usuario gratuitamente.

¿Cómo tiene que ser una alarma antiokupas? Como se ha comentado con anterioridad, uno de los temores que ha crecido y que hace que se instalen más alarmas, sobre todo el verano, es el de la ocupación. Aunque ningún sistema es infalible, una buena alarma puede evitar que haya que pasar por un largo y costoso proceso judicial. La instalación de este sistema de seguridad permite actuar con rapidez y alertará a los propietarios cuando se produzca un allanamiento, de manera que se va alertar a las autoridades inmediatamente.

Las características que debe reunir una alarma antiokupas son las siguientes.

El primer lugar, deberá contar con un sistema de alerta para avisar al propietario, como envío de SMS al móvil. Así mismo, tendrá una sirena integrada, de forma que mientras se da aviso a la policía y llega, los vecinos puedan alertarse o los propios okupas decidan huir al escuchar la sirena.

En segundo lugar, debe contar con una conexión exterior, es decir, avisar a otros teléfonos adicionales, y es que, estando de vacaciones, es habitual que, en ocasiones, se desconecte o se esté realizando alguna actividad y no se esté pendiente al smartphone.

En tercer lugar, es recomendable que haga un consumo eléctrico responsable. Dado que el sistema de seguridad estará mucho tiempo conectado, no solo se trata de cuidar el bolsillo de los clientes, sino también como medida de protección hacia el medio ambiente.

Por último, debe ser compatible con diferentes tipos de accesorios, tales como sensores y detectores, mandos, sirenas… el objetivo es lograr una mayor seguridad.fuente


Print Friendly and PDF

SIGUENOS EN TELEGRAM


0 Comentarios

Publicar un comentario