PÁGINA LICITACIONES

LO ÚLTIMO

La Fiscalía solicita cinco años de prisión por propinar un cabezazo a un vigilante de seguridad en un aparcamiento de un centro comercial.



La Sección Segunda de la Audiencia Provincial juzgará el día 12 a un hombre para el que la Fiscalía solicita cinco años de prisión y una multa e indemnización de más de 7.000 euros por un delito de "lesiones" y otro de "leve maltrato" por propinar un cabezazo a un vigilante de seguridad en un aparcamiento de un centro comercial.

El acusado, según revela la Fiscalía, agredió al empleado una vez que este le "hubiese recriminado que se había encerrado durante un largo período de tiempo con una mujer en el aseo de señoras". En un primer momento, la disputa se zanjó con "unos empujones al trabajador", que no le causaron "menoscabo", pero más tarde el acusado "regresó al estacionamiento y sin mediar palabra" le propinó "un fuerte cabezazo en el rostro", lo que provocó su "caída hacia atrás". En el percance perdió "momentáneamente el conocimiento" y le causó una "avulsión del incisivo central superior izquierdo y una contusión craneal con hematoma subgaleal parietal derecho y contusión labial". El parte fijó la curación "en quince días con incapacidad".

La Fiscalía refiere en su escrito que el acusado ya había sido condenado en 2016 "por un delito de lesiones y maltrato familiar". Ante los hechos y los antecedentes, la Fiscalía hace constar que procede imponer "la pena de 5 años de prisión" por un delito de lesiones y "la pena de multa de dos meses, a razón de 10 diarios por un delito leve de maltrato". En lo que se refiere a la responsabilidad civil, apunta que debe "indemnizar" al agredido con "750 euros por los días de curación e incapacidad" y con "6.000 por el daño moral y las secuelas", además de abonar "gastos odontológicos".



No hay comentarios