Buscar este blog

miércoles, 13 de mayo de 2020

Metro de Madrid irá a juicio el próximo 17 de junio por el impago de nóminas atrasadas tras ser subcontratados tras la quiebra de Ombuds.




Metro de Madrid irá a juicio el próximo 17 de junio en el marco de la demanda presentada por el sindicato Alternativa Sindical por el impago de nóminas atrasadas a casi 300 vigilantes tras ser subcontratados tras la quiebra de Ombuds.
Así consta en una citación del Juzgado de lo Social número 27 de Madrid en el que señala la fecha de la vista para junio. El sindicato exige en la demanda la responsabilidad solidaria de Metro como contratista en base al artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores.



En un comunicado, Alternativa Sindical explica que la empresa de seguridad, que actualmente gestiona un administrador concursal, finalizará su vigilancia de las líneas 7 y 9 a finales julio.


Ombuds era suplida por la empresa Segurisa en un nuevo contrato de seguridad y vigilancia en recintos y dependencias de Metro de Madrid por un importe superior a los 22,5 millones de euros. La inversión está destinada al servicio de vigilancia de las líneas 7 y 9 durante los próximos 18 meses.



La nueva empresa adjudicataria, Segurisa, será responsable de la vigilancia de 53 estaciones de Metro, con 450.466 horas de servicio anuales. Los pliegos del contrato incluyen la subrogación de todos los empleados de Ombuds.



Argumenta que el artículo citado del Estatuto de los Trabajadores establece que los empresarios que "contraten o subcontraten con otros la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad de aquéllos deberán comprobar que dichos contratistas están al corriente en el pago de las cuotas de la Seguridad Social".


El sindicato denuncia que, entre tanto, Metro prepara un concurso con "carácter de emergencia" y "de corta duración" para encontrar una empresa de seguridad que pueda dar el servicio de seguridad de Ombuds.


La empresa Ombuds, que actualmente está gestionada por un administrador concursal, dejaba de dar servicio el 30 de abril en las transitadas líneas 7 y 9 de la infraestructura madrileña.



Precisamente hoy el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha dado hoy luz verde a la adjudicación de un nuevo contrato de seguridad y vigilancia en recintos y dependencias de Metro de Madrid por un importe superior a los 22,5 millones de euros.



La inversión está destinada al servicio de vigilancia de las líneas 7 y 9 durante los próximos 18 meses, según ha informado el Gobierno regional a través de un comunicado.


La nueva empresa adjudicataria, Segurisa, sustituye a Ombuds (en liquidación, tras entrar en concurso de acreedores el año pasado) y será responsable de la vigilancia de 53 estaciones de Metro, con 450.466 horas de servicio anuales. Los pliegos del contrato incluyen la subrogación de todos los empleados de Ombuds.



Desde el Ejecutivo autonómico han detallado que Metro de Madrid cuenta con cerca de 1.500 vigilantes distribuidos en los diferentes recintos, estaciones y trenes de toda la red. Adicionalmente, hay un equipo de vigilantes que se desplaza en vehículo en superficie para atender posibles incidencias de manera "más rápida y ágil".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJANOS TU COMENTARIO