jueves, 14 de mayo de 2020

ESCUCHAR ENTREVISTA. Antonio, Vigilante de Seguridad de la línea C-5 de Cercanías Renfe



La vigilancia en el transporte público es un servicio esencial, y como tal, los vigilantes de seguridad han estado trabajando desde el inicio de la pandemia. Antonio, vigilante de seguridad de la línea C-5 de cercanías de Renfe, explica cómo es el trabajo de este colectivo en todos los sectores y en concreto en el transporte público.


Vigilantes de seguridad, un colectivo imprescindible los vigilantes de seguridad prestan un servicio imprescindible que en muchas ocasiones no se valora en la medida que  se debiera. Tal como relata Antonio, los vigilantes de seguridad han estado desde el minuto cero de esta crisis sanitaria realizando su trabajo por ser servicio esencial. Un trabajo de información, ayuda y protección a los ciudadanos en muchos puntos como centros comerciales y en especial en el transporte público.


“Al inicio de la pandemia la situación que vivíamos era muy difícil. Tanto los usuarios del transporte como nosotros, los vigilantes, desconocíamos los protocolos exactos a seguir, incluso se vivieron algunos momentos entre los usuarios y nosotros ya que no entendían la razón de algunas de las indicaciones que les debíamos de dar”.


Los vigilantes de seguridad están presentes en muchos puntos calientes en los que sin duda su presencia es necesaria para un mayor control y seguridad, pero son también uno de los colectivos más expuestos.

“Actualmente disponemos tanto de protocolos de actuación en el transporte público, con trenes en los que está marcada la distancia de seguridad interpersonal entre viajero y viajero y que además tienen una mayor frecuencia de paso. También en estos momentos los usuarios han tomado conciencia de la importancia de seguir dichos protocolos, como el uso obligatorio de las mascarillas en el transporte público y, esto ha traído consigo una mejor convivencia entre ellos y nosotros”, afirma Antonio.



Vigilantes de seguridad, un colectivo imprescindible
DESCARGAR ENTREVISTA DE LA RADIO


A sus 62 años, Antonio cuenta que a nivel anímico ha sido difícil: “al principio vas al trabajo con cierta sensación de incertidumbre o miedo, pero poco a poco uno se acostumbra y las medidas y protocolos de seguridad nos aportan una  tranquilidad que no teníamos al comienzo de la crisis sanitaria”.

Por último, pone en valor la labor de todos sus compañeros y manda un mensaje da ánimo y de concienciación a los ciudadanos: “tenemos que ser responsables. La clave para vencer al virus está en la precaución y la paciencia”. ENTREVISTA DE ONDA FUENLABRADA


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJANOS TU COMENTARIO