Buscar este blog

jueves, 23 de abril de 2020

Una trabajadora del Servicio Navarro de Salud denunció ayer una agresión sexual por tocamientos efectuados a la fuerza por un vigilante de seguridad.




Según ha informado noticiasdenavarra.com, una trabajadora del Servicio Navarro de Salud denunció ayer en la Policía Foral haber sido víctima de una agresión sexual por tocamientos efectuados a la fuerza por un vigilante de seguridad. La víctima coincidió en el turno de trabajo en uno de los recursos extrahospitalarios habilitados en Navarra para pacientes por la crisis del coronavirus.

Ambos no se conocían y era el primer día de trabajo en común. El presunto agresor quedó en libertad ayer con una orden de alejamiento respecto a la trabajadora decretado por una titular del Juzgado de Instrucción 1 de Pamplona. La declaración se realizó por videoconferencia y el agresor negó que se hubieran producido los hechos que se le imputan. La investigación continúa abierta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJANOS TU COMENTARIO