Los vigilantes de seguridad de las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) de la provincia de Sevilla han suspendido de forma temporal las protestas hasta el 7 de octubre.
Fuentes del sindicato único de vigilantes de seguridad han informado a Efe de que una treinta de vigilantes se han concentrado esta mañana en la dirección provincial del SAE y se han reunido con la subdirectora para trasladarle su queja por el recorte de jornada y puestos en el nuevo concurso público para este servicio que prestan unas cincuenta personas en 37 oficinas.
La subdirectora se ha comprometido a volverse a reunir la próxima semana si queda desierto el concurso público de vigilancia de oficinas de empleo en la provincia de Sevilla con el fin de buscar soluciones y evitar pérdidas de empleo, ya que el concurso contempla una rebaja en una hora el servicio -pasa de siete a seis horas- y se deja sin vigilancia a tres oficinas, según dicho sindicato.
Ha valorado que la subdirectora se haya comprometido a escuchar "ideas para hacer más atractivo el concurso" para las empresas con el presupuesto que tienen, pero sin que suponga pérdida de empleo.
Los vigilantes tenían previsto llevar a cabo a partir de esta semana concentraciones e incluso una huelga, aunque, de momento, lo han aplazado.