diciembre 01, 2022
0

Aída Blas Espejo y Ana Fernández fueron reconocidas por haber salvado la vida de dos clientes de ADT

“La satisfacción de contar con estas dos grandes profesionales es infinita. Tanto Aída como Ana han salvado la vida de dos de nuestros clientes y eso merece mucho más que una mención honorífica. Desde ADT queremos expresar el profundo orgullo que sentimos por ellas y porque sean parte de nuestro equipo. ¡Enhorabuena Ana y Aída! ¡Sois un gran ejemplo!”, comentó José González Osma, director de ADT, la Unidad de Negocio Residencial de Johnson Controls.

Un feroz asalto y un descuido que derivó en intoxicación

Aída detectó un salto de alarma el pasado 21 de marzo en uno de los restaurantes registrados en ADT. Después de intentar contactar sin éxito con el titular del domicilio, Aída continuó intentando la localización de forma insistente hasta conseguir dar con el propietario por vía telefónica.

Al localizarlo, Aída comprendió que el propietario había sido brutalmente agredido y apenas podía articular palabra. Una vez realizado el aviso a las fuerzas y cuerpos de seguridad y servicios de emergencias pertinentes, Aída continuó al teléfono acompañando al propietario agredido, intentando mantenerlo al habla para que no perdiera la consciencia en ningún momento.

Su actuación fue imprescindible para conseguir actuar inmediatamente y facilitar una rápida atención sanitaria para el cliente, haciendo posible salvar la vida del cliente, así como la detención del agresor

“Es un orgullo haber recibido esta mención, pero me hace más feliz poder decir que he ayudado a salvarle la vida a Manuel. Nunca sabes cómo vas a reaccionar ante una situación así y me alegro de haber contado con un equipo de compañeros que me apoyaron en ese momento y así poder actuar lo mejor que supe en esos minutos tan críticos.», comentó Aída Blas Espejo.

Por su parte, Ana recibió una señal de fuego en uno de los hogares registrados en ADT. Tras intentar contactar con el propietario reiteradamente y sin éxito, Ana procedió a realizar actuaciones complementarias que determinaron el envío de la Policía Nacional: continuó realizando más comprobaciones y pudo determinar que había humo en la vivienda, dando aviso inmediato al servicio de bomberos.



Ana pudo entender así, que el cliente había dejado una olla el fuego y se había dormido, lo que originó mucho humo y la posterior intoxicación del propietario.

Gracias a la actuación de Ana, los bomberos pudieron llegar a tiempo al lugar de los hechos y salvar al damnificado de morir intoxicado.

«A veces tenemos cierto instinto que se desarrolla con los años y luego el que trabaja cada uno en sí mismo. Supe que algo no iba bien, y actué en consecuencia. Finalmente me siento muy orgullosa y satisfecha del resultado y sobre todo confianza en mí misma para seguir trabajando en la misma línea. Considero que lo más valioso de estas gestiones es que no serían posible sin el equipo que formamos toda la CRA.», comentó Ana Fernández.

“El valor humano de nuestra CRA y operadores es incalculable. Tener en nuestro equipo a grandes profesionales como Ana y Aída, nos permiten ofrecer el mejor de los servicios posibles para nuestros clientes. Porque para ADT, más que lo material, lo importante es cuidar de los tuyos”, comentó Alejandro Gutierrez, director de Experiencia de Cliente de ADT.





Print Friendly and PDF