PRIMERA CONSULTA GRATUITA

PRIMERA CONSULTA GRATUITA
CONFIA EN EL ABOGADO DE SEGURIDAD Y EMPLEO

Detenido al agresor de un vigilante de un parking al que rompió unas gafas de 700 euros



Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un individuo de nacionalidad española y 24 años de edad, como presunto autor de un delito de daños como consecuencia de una agresión en la que el vigilante de seguridad de un parking, que trataba de mediar en una discusión, sufrió la rotura de unas gafas graduadas valoradas en 700 euros. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Según informa el Cuerpo en una nota de prensa, los hechos tuvieron lugar en el interior de un parking situado en una céntrica avenida de la capital, cerca de las siete de la mañana. Uno de los vigilantes fue alertado por un compañero suyo informándole que en su planta se estaba produciendo una discusión entre tres personas, dos varones y una mujer, esta última, al parecer, pareja del detenido.






Los agentes fueron alertados de lo que estaba sucediendo a través del CIMACC-091, dirigiéndose hacia el lugar de los hechos. Una vez allí, el vigilante relató cómo momentos antes había ido hasta una zona del parking donde una pareja se encontraba discutiendo, dirigiéndose a ellas para averiguar que ocurría. Fue ese momento cuando de forma sorpresiva e inesperada recibió la agresión del detenido. Dicha agresión consistió en varios puñetazos propinados sobre la cabeza y el cuerpo del vigilante, alcanzando con uno de ellos la zona de la nariz.
Como consecuencia de esta agresión las gafas graduadas del vigilante, valoradas en 700 euros, salieron despedidas y acabaron fracturadas e inutilizadas, perdiendo incluso uno de los cristales, el cual no pudo ser hallado. Además, durante la agresión, el vigilante fue amenazado de muerte.

Los golpes recibidos por la víctima provocaron que este quedase aturdido por unos momentos y, cuando intentaba alejarse del lugar y contactar con la Policía, fue alcanzado en la rampa de salida del estacionamiento, recibiendo nuevas amenazas de muerte y otra serie de puñetazos que consiguieron derribarlo al suelo. A continuación, el presunto agresor intentó abandonar el lugar, siendo interceptado y retenido por otro vigilante hasta la llegada de los agentes de policía, los cuales llevaron a cabo su detención en ese mismo momento. La víctima tuvo que ser atendida en el Servicio de Urgencias como consecuencia de la agresión recibida en la nariz.



Print Friendly and PDF



0 Comentarios

Publicar un comentario