SÍGUENOS

ℕ𝕦𝕖𝕧𝕒 𝕒𝕘𝕣𝕖𝕤𝕚ó𝕟. Cuatro hombres apalean a un vigilante cuando se colaban en la estación de metro de Paral·lel


Cuatro hombres han apaleado a un vigilante de seguridad del metro de Barcelona esta madrugada. Los individuos han golpeado al vigilante de la estación de metro de Paral·lel cuando este ha intentado evitar que uno de ellos accediera al andén de la Línea 3 sin tener billete. Los cuatro pasajeros se han lanzado contra él dándole una paliza. El trabajador sufre un fuerte golpe en la cabeza al topar con las escaleras mecánicas al desequilibrarse.


Los hechos han tenido lugar a las 06:00 horas, en la estación de metro de Paral·lel, cuando los 4 hombres volvían de fiesta. Tras la paliza, los Mossos d'Esquadra han acudido a la estación y han retenido a uno de los atacantes para identificarlo, ya que no tenía documentación. Las fuentes sindicales de Prosegur han indicado que la paliza ha sido "totalmente gratuita y muy violeta". La víctima ha sido atendida por la mutua laboral de la compañía de seguridad.


El Secretario de Comunicación del Sindicato Profesional de Seguridad, Nacho Arroyo, reclama que los vigilantes sean vistos como agentes de la autoridad. "Somos auxiliares de los cuerpos de seguridad del estado realizando actividades policiales, por lo tanto necesitamos un apoyo jurídico y legal que nos dé amparo" ha añadido. Además, pide que se actualicen los accesorios de los vigilantes para trabajar con más seguridad.


La agresión a un vigilante de seguridad en el metro de Barcelona, es el segundo altercado que sucede en el suburbano de Barcelona. La agresión se añade a una pelea en la estación de Plaza Catalunya entre manteros y agentes de la Guardias Urbana que acabó con varios heridos, incluidos dos agentes



Comentarios

Entradas populares de este blog

DESCARGA FORMULARIO. Si la Mutua da el alta y no te encuentras en condiciones de ir a trabajar

[Ver 📽️] Apuñalado un vigilante de seguridad de la tienda Decathlon de Ciutat Vella al intentar frustrar un robo

Declaración integra ante notario del vigilante de seguridad de la empresa Ilunion, expedientado por su empresa por haber permitido grabar a unos periodistas la sala VIP de Barajas