Páginas vistas en total


lunes, 11 de noviembre de 2019

Vigilantes de seguridad de un cc se Santander colaboran en la detención de unos delincuentes que sustraían tarjetas de credito




La Policía Nacional ha detenido a dos hombres, originarios de países del este de Europa, que han ingresado en prisión acusados de hurtar tarjetas de crédito al descuido en centros comerciales y vaciar las cuentas de su titulares, tras memorizar las claves de la víctima en el momento del pago.

Los dos hombres, L.K, de 32 años, y R.E, de 35, fueron detenidos como presuntos autores de delitos de hurto y estafa el pasado miércoles en el aparcamiento de un centro comercial de Santander, dentro de una operación que ha permitido la recuperación de 2.255 euros y en la que han colaborado los vigilantes de los servicios de seguridad.

Según explica la Jefatura Superior de Cantabria a través de un comunicado, los delincuentes observaban a sus víctimas cuando marcaban el número pin de su tarjeta durante el pago de sus compras y lo memorizaban, para después hurtarla en un descuido y hacer extracciones hasta dejar la cuenta vacía.

Entre los métodos para distraer a la víctimas, utilizaban 'el del pinchazo', que consiste en deshinchar las ruedas de su vehículo, para luego alertarles y aprovechar el momento de confusión para sustraerles las pertenencias.
Los casos La primera denuncia se presentó el 2 de noviembre por un hombre al que le habían robado la cartera cuando hacía la compra en un supermercado del barrio del Alisal. Los delincuentes habían utilizado su tarjeta en dos ocasiones, extrayendo 800 euros en total.

Dos días más tarde otro ciudadano denunció que le habían sustraído la tarjeta en el aparcamiento de un establecimiento comercial de la misma zona y habían realizado dos extracciones por 600 euros.
Las investigaciones de la Brigada de Policía Judicial de Santander culminaron cuando en la tarde del día 6 de noviembre, los agentes fueron alertados por el servicio de seguridad de un centro comercial de la presencia en el parking «de dos individuos en actitud sospechosa».

Los agentes localizaron a los sospechosos y al identificarse como policías, uno de los hombres emprendió la huida aunque fue alcanzado unos metros más adelante por dos agentes, que le detuvieron como presunto autor de los delitos de hurto y estafa.
El segundo individuo se escondió en un comercio cercano y fue perseguido y detenido por otros dos policías.
Entre los efectos que se les intervino, se encontraba una tarjeta bancaria a nombre de una tercera persona, que fue localizada y que no tenía conocimiento de que se la habían sustraído.

Instado por la policía, revisó sus movimientos y comprobó que le habían extraído 1.200 euros, en dos operaciones.
Los detenidos- uno de ellos, L.K, con antecedentes por delitos de la misma naturaleza- fueron puestos a disposición del juez, que decretó su ingreso en prisión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJANOS TU COMENTARIO

LO MAS VISTO DE LA SEMANA