domingo, 26 de agosto de 2018

vigilante de seguridad de una urbanización de bungalows en Torrevieja sufre una brutal paliza que casi le cuesta la vida



vigilante de seguridad agredido en Torrevieja
El vigilante de seguridad de una urbanización de bungalows en Torrevieja sufrió ayer una brutal paliza que casi le ha costado la vida. Lo sorprendente es que el presunto agresor es uno de los residentes de las viviendas que se encarga de vigilar, y que fue detenido horas después por la Guardia Civil y pasará a disposición judicial mañana lunes.

Los hechos tuvieron lugar a primera hora de la mañana de ayer, cuando uno de los residentes de la urbanización accedió a la misma y comenzó a insultar e increpar al vigilante de seguridad contratado para evitar robos en las viviendas. Según la denuncia interpuesta por el agredido, el vecino estaba en un evidente estado de embriaguez por lo que decidió ignorar los comentarios despectivos, aunque su actitud de no hacer caso no sirvió para nada ya que el residente decidió ir a más y, tras sacar un bate de béisbol de su coche, se dirigió al agente de seguridad con la clara intención de agredirlo. Al verlo en una actitud tan agresiva el vigilante salió corriendo para tratar de resguardarse en su garita. Sin embargo, le consiguió dar alcance antes de que pudiera entrar en la caseta y le golpeó fuertemente en la cabeza con el bate, lo que provocó que cayera al suelo aturdido y comenzara a sangrar abundantemente.






Lejos de deponer su actitud, el agresor la emprendió a golpes con el empleado por todo el cuerpo. La agresión fue tan brutal que, incluso, el bate de béisbol se partió mientras el ahora detenido seguía golpeando a la víctima. Fue entonces cuando huyó del lugar, momento que aprovechó el vigilante, muy dolorido y con numerosas magulladuras y contusiones, para llamar a los servicios de emergencia con su teléfono móvil.


El vigilante agredido tuvo que ser atendido de urgencia en el Hospital de Torrevieja y fue necesario que le pusieran ocho grapas en la cabeza para suturar la gran herida que tenía y que no dejaba de sangrar, además de realizarle un «tac». Una dotación de la Guardia Civil se personó en el hospital para que pudiera facilitar la descripción de su agresor. A pesar de sus heridas, decidió prestar declaración después en el cuartel de la Guardia Civil de Torrevieja donde interpuso la denuncia. Gracias a su testimonio los agentes pudieron localizar y detener pocas horas después al hombre que cometió, presuntamente, esa brutal paliza al vigilante de seguridad.


El agredido, J.S, pertenece a la empresa Segurisa, y la agresión fue perpetrada mientras prestaba servicio de vigilancia en una urbanización de Torrevieja con 90 bungalós. El sindicato de seguridad privada Alternativa Sindical ya se ha puesto en contacto con el agredido, afiliado a esta organización, para informarle sobre los trámites para la denuncia y apoyo legal. El sindicato quiso «enaltecer la labor, que muchas veces pasa desapercibida, de los vigilantes de seguridad, que como en este caso a costa de su propia integridad física, velan por nuestra seguridad e integridad».
«Lo podía haber matado»
Un portavoz de Alternativa Sindical en la provincia de Alicante, Alberto García, explicó ayer a INFORMACIÓN que «lo podía haber matado, menos mal que el compañero tiene una gran masa corporal, aunque tiene unos dolores terribles, y sacó fuerzas de donde no tiene para, incluso, acercarse al cuartel de la Guardia

Civil a interponer la denuncia». García, tras hablar con el agredido, señaló que «si le llega a propinar dos o tres golpes más seguramente no lo cuenta, ha sido brutal y estamos consternados». La víctima le dijo que «la suerte que he tenido es que se le ha roto el bate y al ver que sangraba abundantemente es cuando se dio a la fuga; si no se rompe me mata».





Según indicó a este diario el portavoz de Alternativa Sindical el agredido explicó que nunca había tenido ninguna discusión con ese propietario y el trato era normal, por lo que se muestra muy sorprendido. El juez determinará el lunes si lo ingresa en prisión y si el agresor había tomado otras sustancias además de bebidas alcohólicas, lo que sospecha el vigilante.




APP OFICIAL SEGURIDAD Y EMPLEOGifs ANimados Flechas (31)


No hay comentarios:

Publicar un comentario