enero 26, 2024
0

 


Para poder disfrutar de sus vacaciones, el trabajador necesita contar con la autorización. A pesar de que es su derecho, es imprescindible que las fechas concretas de disfrute de las vacaciones sean consentidas por la empresa.


Además, contar con la autorización de la empresa brinda seguridad al trabajador al poder demostrar que su ausencia del puesto de trabajo es justificada. Si el trabajador decide tomar vacaciones sin el consentimiento de la empresa, podría generar una ausencia injustificada, lo cual podría resultar en sanciones o incluso en la terminación del contrato laboral. Por lo tanto, a falta de un documento que respalde la justificación de la falta, no será posible demostrar que la misma está debidamente justificada.


Ahora bien, si, una vez has seguido los procedimientos adecuados, tu jefe no acepta tus vacaciones, es importante conocer tus derechos laborales para determinar la validez de la situación.


La empresa me deniega las fechas que solicito: derechos

Si la empresa deniega las fechas de disfrute de las vacaciones, a pesar de que el trabajador tiene derecho a ellas, no podrá tomar ese período de descanso. En caso de hacerlo, el trabajador puede enfrentar sanciones o incluso ser despedido debido a su ausencia injustificada en el puesto de trabajo.


Sin embargo, si el trabajador tiene derecho a las vacaciones y la empresa expresa su negativa por escrito, este puede impugnar la decisión presentando una demanda directamente ante el Juzgado de lo Social en un plazo de 20 días hábiles. El juicio debe ser preferente y urgente, con la citación de la empresa y el trabajador en un plazo de cinco días, para resolver si el segundo tiene derecho a tomar las vacaciones en las fechas solicitadas o si la empresa tiene motivos válidos para denegarlas.


Además, se puede dar el caso en el que la empresa no conteste a la solicitud de fechas de vacaciones por parte del trabajador.


La falta de respuesta de la empresa a las solicitudes de vacaciones

En ocasiones, el trabajador realiza una solicitud por escrito para obtener la autorización de las fechas de vacaciones, pero la empresa no responde. Esto dificulta la posibilidad de demostrar que se ha solicitado dicha autorización, incluyendo las fechas específicas, pero sin obtener una respuesta de la sociedad.


En estos casos, la jurisprudencia establece que si la empresa no contesta, ni autorizando ni denegando las vacaciones, se puede entender que hay una aceptación tácita por parte de la compañía. Esto significa que, si el trabajador ha solicitado ciertas fechas de vacaciones y la empresa ha recibido la solicitud sin negarlas, se considera que han sido aprobadas.



Tienes dudas pregunta al Abogado de Seguridad y Empleo  El precio por la consulta  son 10 euros si vas de parte de Seguridad y Empleo.