El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado una sentencia que declara como procedente el despido de un vigilante.

El individuo, juzgado previamente por el Juzgado de lo Social número diez de Sevilla, no acudió en ayuda de un compañero que había pedido apoyo en un forcejeo. Ambos trabajaban como empleados en una tienda de Outlet en Sevilla.

En una sentencia emitida el pasado 21 de enero, el TSJA aborda una denuncia interpuesta por un trabajador de una empresa de seguridad. El TSJA declaró procedente su despido en 2017 por no haber acudido en ayuda de su compañero.



SÍGUENOS EN TELEGRAM