ver video. circula por las vías del metro de Málaga triplicando la tasa de alcohol y revienta tres ruedas. Los vigilantes avisaron a la policía



El suceso ha ocurrido en Málaga, donde una conductora ha sido detenida por circular por las vías del metro de la ciudad durante más de un kilómetro y además en estado ebrio, dado que triplicaba la tasa máxima de alcohol permitida para conducir.

Situación grotesca


Según ha informado la Policía Local de Málaga, la mujer, de 25 años, está acusada de un presunto delito contra la seguridad vial por conducir su coche, bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por las vías del metro de la ciudad y circular más de un kilómetro hasta quedarse estancada antes de la zona de la entrada al túnel de la avenida Bulevar Louis Pasteur, tal y como se aprecia en el vídeo captado por las cámaras de seguridad de la ciudad.

Los hechos ocurrieron sobre las 21:40 horas de la noche del pasado sábado 31 de octubre. Fueron vigilantes de seguridad de Metro Málaga quienes avisaron a la Policía Local, cuyos agentes acudieron al lugar y comprobaron que efectivamente un coche circulaba por las vías del Metro. En concreto un Peugeot 407, que además tenía tres de los cuatro neumáticos reventados. Por eso fue necesaria la asistencia de una grúa municipal para poder retirar el vehículo dado que se había quedado atrapado en los travesaños de las vías.





El coche fue trasladado al depósito municipal de vehículos y los policías locales procedieron a la identificación de la conductora y apreciaron claros signos de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Aseguraron tenía los "ojos brillantes, halitosis alcohólica muy fuerte de cerca y habla titubeante". Por eso decidieron trasladarla a las dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga con el fin de someterla a la pertinente prueba de alcoholemia.

La conductora arrojó un resultado positivo de 0,84 y 0,85 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en primera y segunda prueba respectivamente, por lo que fue acusada de presunta autora de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Suspensión del servicio


Asimismo, los policías locales contactaron con el puesto de control de Metro Málaga, donde se les comunicó que a falta de un informe más exhaustivo de la empresa de mantenimiento, los daños fueron, en principio, de carácter leve.

La conductora causó roces en las vías, pero obligó a suspender el servicio de transporte durante aproximadamente dos horas, por lo que la empresa no descarta una reclamación por las pérdidas ocasionadas.

Dada la secuencia grabada por las cámaras de seguridad, los hechos han quedado perfectamente esclarecidos. Los agentes constataron que la conductora circuló en sentido contrario al estipulado por el Bulevar Louis Pasteur, tomo en dirección contraria la rotonda con la avenida Jenofonte, desde donde accedió a las vías del metro, circulando más de un kilómetro en los que atravesó la parada del Hospital Clínico Virgen de la Victoria.

Durante todo el recorrido circuló por varios cruces de calles abiertas al tráfico como el de la confluencia con la calle Jiménez Fraud, hasta que llegó a la parada de la Universidad, donde quedó estancada entre los carriles justo antes del túnel.

0 Comentarios

Publicar un comentario