viernes, 21 de septiembre de 2018

Un vigilante de seguridad detiene a un individuo que estaba agrediendo a un enfermero que le reprendió por fumar




La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 45 años y sin antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de

atentado después de que, estando ingresado voluntariamente en un centro hospitalario de Las Palmas de Gran Canaria, intentara agredir a un enfermero que le pilló fumando por segunda vez y le comunicara que sería expulsado.

Según informa la Jefatura Superior de Policía, fue el personal sanitario el que llamó al 091 y comunicó que un paciente había tratado de agredir a un enfermero del centro.

Hasta el lugar se desplazaron varios agentes, que entrevistaron con el profesional, quien manifestó que había sorprendido fumando por segunda vez a un hombre que llevaba una semana ingresado de forma voluntaria, por lo que decidió comunicarle que iba a ser expulsado, momento en que el hombre se abalanzó sobre el profesional y trató de agredirle.

Por su parte, un vigilante de seguridad que se encontraba allí lo impidió y detuvo al hombre hasta la llegada de los funcionarios policiales, quienes tras comprobar los hechos procedieron a su detención como presunto autor de un delito de atentado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario