lunes, 6 de agosto de 2018

UNA VIGILANTE DE SEGURIDAD DE CARREFOUR DE ESTEPONA PIERDE SU PUESTO TRAS UNA BAJA DE MATERNIDAD



Esta vigilante de seguridad trabajaba como responsable de equipo de la empresa Ombuds, que presta servicio en el centro comercial Carrefour de Estepona. Hasta que tuvo un hijo y la empresa cambió sus condiciones de trabajo, retirándose el puesto de responsabilidad y aumentando sus horas laborales.

Tras denunciar, una sentencia ha ordenado que sea repuesta en su cargo, con las mismas condiciones. Sus compañeros llevarán a cabo concentraciones en la puerta del supermercado desde mañana y hasta el sábado.

La afectada era jefe de grupo desde 2008, una de las tres mujeres que trabajan para esta empresa en la provincia y la única con cargo de responsabilidad. Su turno era de 7 de la mañana a 17.00 horas de lunes a sábado. Tras quedarse embaraza disfrutó de su baja por maternidad, el permiso de lactancia y sus vacaciones. Al reincorporarse la empresa le comunicó que la cesaba como responsable de equipo «al dejar de realizar las funciones encomendadas en su día» y cambió su horario en turnos rotatorios de mañana de 14.00 a 22.00 y de 20,30 a 07.00 y de 10.00 a 22.00 horas incluyendo fines de semana.

La sentencia del Juzgado de lo Social número 12 de Málaga, a la que ha tenido acceso este periódico, expone que el argumento de la empresa de dejar de prestar sus funciones «carece en absoluto de base probatoria y justificación jurídicas alguna». La jueza reprocha además a la empresa que no compareciera al juicio.

La sentencia estima la demanda interpuesta por la trabajadora, califica de «injustificada» la decisión empresarial y ordena que sea repuesta en su cargo de responsable de equipo «en sus anteriores condiciones de trabajo». Contra esta sentencia no cabe recurso. Este periódico ha tratado de recoger la versión de la empresa, sin obtener respuesta.
Traslado

Al presentar la sentencia y tratar de recuperar su puesto la empresa Ombuds remitió un escrito a la demandante señalando que el cliente «había requerido su sustitución por la pérdida de confianza en su persona». Y le ha propuesto su traslado a Marbella para trabajar con otro cliente.

V.S. asegura que «no he hecho nada malo, sólo tener un hijo». Recuerda que durante todos estos años ha realizado un trabajo «ejemplar», con tres menciones honoríficas de la Policía Nacional. Añade que cuando se reincorporó, sus jefes le indicaron que su situación personal «ha cambiado y no vas a rendir lo mismo» a lo que ella respondió que la dejaran demostrar que así era.

Lamenta que quieran trasladar a 22 kilómetros de su casa y con horarios en los que no podrá conciliar su vida laboral y familiar. Por lo que reclama que se cumpla la sentencia. En su apoyo, 200 compañeros se manifestarán desde mañana martes y hasta el sábado en las puertas de Carrefour desde las 11 de la mañana y durante cuatro horas diarias.




APP OFICIAL SEGURIDAD Y EMPLEOGifs ANimados Flechas (31)


No hay comentarios:

Publicar un comentario