Clece seguridad se posiciona entre las las diez principales empresas del sector en España y supera los 600 vigilantes en Andalucia




Son capaces de pasar desapercibidos, sin embargo, están presentes cuando más se necesitan porque su principal función es observar y proteger a las personas, sus pertenencias, los lugares y, en los últimos tiempos, también las vacunas. Esta situación de crisis sanitaria ha supuesto una transformación en el sector de los profesionales de la seguridad, pero han sabido adaptarse a las circunstancias mostrando su disponibilidad ante momentos adversos con una actitud responsable y transmitiendo tranquilidad.

“Durante la pandemia, nuestros vigilantes se han convertido en una pieza fundamental en los entornos donde prestan servicio, especialmente aquellos que realizan su labor en el ámbito hospitalario, donde más allá de controlar las entradas y salidas de ciudadanos al hospital, han realizado otras labores como la escolta de pacientes covid por zonas del hospital algo más saturadas, para evitar contagios, o la escolta de las vacunas hasta el lugar donde se guardan o se dispensan”, explica Pablo García Avilés, responsable de Clece Seguridad en la región sur.

Clece Seguridad se sitúa entre las diez principales empresas del sector en España. En Andalucía cuentan en la actualidad con más de 600 vigilantes que desarrollan su actividad en aproximadamente 67 centros, entre los que se encuentran, en nuestra provincia, el Conjunto Arqueológico de Cástulo en Linares, la Inspección Provincial de Trabajo en Jaén y las dependencias de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía, también en la capital jienense.

“Esto supone un crecimiento exponencial de nuestro negocio en los últimos cinco años, gracias al proyecto de excelencia que en Clece Seguridad estamos siguiendo basado en la calidad y la tecnología en nuestros servicios”, resalta García.

CRECIMIENTO DEL SECTOR CON CUALIFICADOS PROFESIONALES. 

La seguridad privada es un sector en aumento y ello implica la generación de empleo en las zonas donde hay un mayor desarrollo de actividades. Así lo evidencia Jesús Fernández Vaquero, secretario regional del Sector de Limpieza y Seguridad Fesmc- UGT Andalucía, quien explica que “en los últimos años, se ha registrado un importante y constante crecimiento de la seguridad privada en Andalucía y se ha vuelto una necesidad para muchos clientes privados y para la propia Administración”. Ello ha llevado aparejado una mayor preparación de los profesionales y, como destaca Fernández, “los vigilantes de seguridad están lo suficientemente formados en el ámbito teórico, práctico y metodológico para que puedan desempeñar su puesto de trabajo tanto en el ámbito laboral como técnico profesional de forma integral y eficientemente”.

En los últimos cinco años, la tasa de crecimiento del sector en Clece ha sido superior al 57%. “Este crecimiento no es casual, se basa en un proyecto de excelencia hacia nuestros trabajadores y clientes, basado principalmente en proyectos de I+D+i, así como en la formación constante de nuestros vigilantes”, apunta José Luis Hidalgo, director general de Clece Seguridad en el ámbito nacional.

La formación continua y de calidad a sus vigilantes es uno de los puntos fundamentales para Clece Seguridad y donde buscan la excelencia en el servicio. “No queremos caer en una formación básica que no aporte valor a nuestro personal y servicios. Consideramos vital que la formación sirva para ayudar a nuestro personal a desenvolverse ante situaciones de riesgo, centrándonos en la gestión y la resolución de conflictos”, detalla Hidalgo. El propósito de Clece con esta formación a sus vigilantes es que sean capaces de resolver de manera efectiva situaciones de conflictos e incidencias sin el uso de la fuerza, garantizando así la integridad física de los implicados y evitando, en la manera de lo posible, incidentes de mayor calado.

AVANCES TECNOLÓGICOS EN SEGURIDAD. En la apuesta de Clece por integrar las nuevas tecnologías en la seguridad para aportar un mayor valor a sus servicios, han integrado en su catálogo de productos de I+D+i los últimos avances como la geolocalización indoor. Con este sistema, sus vigilantes de seguridad pueden, en tiempo real, aportar información relativa al control de rondas, verificación de puntos de control o alertar más rápidamente de las incidencias.

También han implementado las cámaras unipersonales, compactas y portátiles que portan los vigilantes con un sistema de bloqueo y monitorización. A través de este sistema, los profesionales de la seguridad tienen medios de prueba para posibilitar análisis posteriores de sus intervenciones, aumentando así además los niveles de transparencia.

Los otros dos grandes pilares tecnológicos de Clece enfocados a la seguridad de las instalaciones y de su personal son el centro de control para resolver, de modo inmediato, todas las incidencias que puedan plantearse en cualquier servicio, y con una alta efectividad en la resolución de estas, y la central receptora de alarmas. Además, desde Clece Seguridad se posibilitan otros servicios bajo demanda de los clientes como el control perimetral de seguridad por vídeo protección o la detección de movimientos a zonas restringidas, entre otros. “Es un proyecto ilusionante que sin duda será un éxito por la profesionalidad de nuestro personal, la formación que ofrecemos y por nuestra apuesta en I+D”, comenta el director general de Clece Seguridad.FUENTE




Print Friendly and PDF

SIGUENOS EN TELEGRAM


0 Comentarios

Publicar un comentario