Los vigilantes de Metro de Madrid inician una huelga por las continuas agresiones.



Los vigilantes de Metro de Madrid han iniciado este lunes una serie de paros parciales previstos para todo julio ante la imposibilidad de obtener un acuerdo con la empresa contratista Trablisa y con Metro para que se les dote de mayores medidas de seguridad frente a las agresiones.

El sindicato Alternativa Sindical de Trabajadores de Seguridad Privada (ASTSP) ha informado del comienzo de la huelga de unos 500 trabajadores al no haberse llegado a un acuerdo con la empresa contratista en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla).

Los vigilantes, informa el sindicato en una nota de prensa, están convocados a realizar paros parciales del 5 al 31 de julio en los turnos de mañana y tarde -dos horas en turnos diversos antes del comienzo de la jornada laboral- para reivindicar ante Trablisa y ante Metro Madrid mayores medidas de protección frente a las agresiones que sufren durante su jornada laboral.

La portavoz de Alternativa Sindical, Aurora Vaquero, señala que no se descartan otras medidas de presión, como extender la huelga durante todo el verano, “ante la actitud inmovilista de Trablisa, que sigue bloqueando la negociación de un documento que dote a los vigilantes de más medios de protección individual, como son chalecos anti corte y spray de defensa”. «La patronal debería haber aprovechado la cita y de una vez por todas iniciar la negociación sobre una efectiva seguridad de sus trabajadores en el Metro, ya que se encuentran completamente desprotegidos, y afrontar su responsabilidad como empresarios», añade la portavoz.

Según Vaquero, “el motivo de la reivindicación es el incremento de las agresiones al personal de seguridad privada y su falta de protección no solo física, sino también de medios y de respaldo jurídico por parte de la Administración y de la empresa privada de seguridad”.

La portavoz considera que Trablisa y Metro Madrid incumplen la Ley de Prevención de Riesgos Laborales al no dotar a los vigilantes de los medios materiales y jurídicos necesarios para el desarrollo de función de infraestructura crítica exigida por Ley, “con el grave riesgo para el personal de seguridad y de las propias instalaciones de Metro”.

A estos paros están llamados todos los trabajadores de seguridad privada contratados por la empresa Transportes Blindados y que prestan sus servicios en el Metro de Madrid a través de la subcontrata Trablisa.

El sindicato informa de que solo en 2020, a pesar del estado de alarma y el confinamiento de la población, se produjeron más de 500 agresiones a vigilantes de seguridad privada de Metro Madrid. Fuentes de Metro de Madrid consultadas al respecto han dicho que en el suburbano hay cinco firmas contratistas de seguridad y que la convocatoria afecta a solo una de ellas.

En cuanto a la convocatoria de huelga realizada por Alternativa Sindical (AS), las fuentes de Metro han dicho que «la dotación que reclama el sindicato actualmente es potestad de la propia empresa de seguridad exclusivamente».



Print Friendly and PDF

SIGUENOS EN TELEGRAM


0 Comentarios

Publicar un comentario