Páginas vistas en total


jueves, 4 de abril de 2019

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE PRORRATEAR LAS PAGAS

Resultado de imagen de paga prorrateada


Las pagas extra son recibidas por muchos trabajadores mes a mes de forma prorrateada,  pero otros  reciben las pagas extra como una paga adicional a su nómina mensual. Entonces, ¿cómo es mejor recibir las pagas extra? ¿A quién beneficie una opción u otra? ¿Al empresario, al trabajador o es indiferente?
Según el artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores, el trabajador tiene derecho, independientemente del sector o convenio que tenga, a dos gratificaciones extraordinarias al año. Habitualmente una de ellas se da en Navidad y es obligatoria, la otra es libre en función del convenio. No obstante, como anunciamos en el título de este artículo, la empresa puede prorratear dichas pagas extra, en tal caso se daría mes a mes.

¿Cómo saber qué diferencias hay de una a otra? Primeramente confirmar que el sueldo no varía de una u otra opción. El trabajador cobrará la misma cantidad tanto si lo cobra en 12 mensualidades con las pagas extra prorrateadas, como si lo hace en 14 mensualidades. Sin embargo, puede que haya algunas pequeñas diferencias.

Ventajas del prorrateo de las pagas extra para la empresa


Las ventajas de las pagas extra prorrateadas para las empresas podríamos diferenciarla según el tamaño de la empresa. Para las empresas que tienen menos empleados en plantilla, tener las pagas extra prorrateadas supondrá quizás una tesorería más lineal, dado que será más fácil hacer la previsión de los gastos sin tener que afrontar dos picos en cada uno de los momentos del año donde toca responder a las pagas extra.
Por el contrario, para las empresas de mayor tamaño, las pagas extra se pueden convertir en un recurso de tesorería con el que jugar, realizar alguna inversión o financiar alguna de las necesidades de la empresa a coste cero.



Ventajas del prorrateo de las pagas extra para el trabajador

Para los trabajadores, en teoría, da lo mismo, porque cobran la misma cantidad. Sin embargo, hay quien opina que tener 14 pagas, es decir, las pagas extra sin prorratear, supone un incentivo, dado que se puede tomar como una recompensa. Además, a aquellas personas que le es difícil ahorrar, al no disponer de esas dos pagas extra durante el año le permite considerarlo como una “ayuda” adicional en épocas de más gastos como puede ser la Navidad o las vacaciones de verano.

Ojo, elegir las pagas extra de una manera u otra por parte de la empresa, también puede ser una variable a tener en cuenta para negociar el salario. Me explico. Cuando se está negociando el salario en una oferta de trabajo o en una subida de sueldo, el bruto mensual en 12 pagas puede parecer superior. Es por ello que muchas empresas ofrecen directamente las 12 pagas en lugar de las 14.

Ejemplo: Te ofrecen un salario bruto anual de 18.000 euros. Si tenemos 12 pagas el sueldo bruto mensual será de 1.500 euros, por el contrario, si nos ofrecen 14 pagas estaríamos hablando de 1.285 euros, lo cual sería menos atractivo. El salario es el mismo, pero con la primera opción la oferta parece mejor.

Inconvenientes de las pagas extra prorrateadas

El inconveniente de las pagas extra prorrateadas lo tenemos en caso de conflictos entre la empresa y el trabajador. En el caso de un despido o del cierre de la empresa, las pagas extras son siempre un incordio a la hora de calcular el finiquito. Es cierto que la suma de la liquidación es más elevada al incluir las cantidades pendientes por las pagas de los meses, pero muchas veces se producen errores que pasan desapercibidos por los trabajadores en los cálculos de dichos finiquitos precisamente en este concepto de abonos pendientes de pagas.
En el cálculo de la base de la Seguridad Social ya se incluyen las pagas prorrateadas, pero no en el importe del IRPF, razón por la cual el importe de la paga extra a veces es superior al salario normal.






APP OFICIAL SEGURIDAD Y EMPLEOGifs ANimados Flechas (31)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJANOS TU COMENTARIO

LO MAS VISTO DE LA SEMANA