viernes, 14 de septiembre de 2018

INTRUSISMO: Actuación irregular en el Parque Nacional del Teide por supuestos guardas rurales sin identificar, que van armados y que han puesto denuncias ilegalmente



La diputada de Podemos en el Parlamento de Canarias Natividad Arnaiz denunció hoy la actuación irregular en el Parque Nacional del Teide de supuestos guardas rurales sin identificar, que van armados y que han puesto denuncias ilegalmente, puesto que no son agentes de la autoridad.
>
Arnaiz preguntó por esta situación en una comisión parlamentaria a la consejera de Política Territorial, Nieves Lady Barreto, quien descartó que haya ilegalidades, aunque admitió alguna "irregularidad" que ya se ha corregido tras avisar la Guardia Civil al Patronato del Teide de que este personal, contratado por la empresa pública Tragsa, no podía poner denuncias.




El Cabildo de Tenerife tiene delegadas las competencias sobre el Parque Nacional y es el que encomienda a Tragsa las labores de vigilancia, pero es la Consejería la que tiene que ejercer la inspección, subrayó la diputada de Podemos, quien presentó fotografías de los guardias rurales uniformados y armados, así como del boletín de denuncias, en el que figuran los logotipos del Patronato, Cabildo y Gobierno de Canarias, indicó.

Según Arnaiz, se trata de "vigilantes de obra" a los que Tragsa disfraza de "guardias rurales", trabajadores que no pueden poner denuncias a los ciudadanos para lo que utilizan un boletín oficial en el que no figura el número de su cartilla profesional "porque no la tienen".

"Son actuaciones ilegales y a esto se le llama prevaricar", dijo Arnaiz, y señaló que puede haber intrusismo profesional, puesto que Tragsa no puede contratar vigilantes de seguridad.

Esto se produce, con la connivencia del Cabildo y del Gobierno, es una "anormal actuación de personal uniformado, armado y sin autorizar, con funciones de policía cuando no lo son", lo que constituye un fraude y un engaño, sostuvo.

La consejera contestó que su departamento sí ejerce las funciones de inspección que le corresponden pero no cuenta con ningún informe que diga que haya algo incorrecto.

Cuando el parque dependía del Ministerio de Medioambiente ya se encomendaban a Tragsa labores de vigilancia y nada ha cambiado en ese sentido, puesto que los trabajadores contratados refuerzan las labores de vigilancia de los empleados públicos del Parque Nacional, apuntó.




Nieves Lady Barreto sí admitió que se ponían denuncias utilizando el boletín oficial, lo cual "se corrigió por recomendación de la Guardia Civil", de modo que ya no ponen denuncias, sino que se las hacen llegar al instituto armado.


Por lo demás, "tienen uniforme diferente y número de identificación diferente para que no se confundan con los empleados públicos del parque", aseguró la consejera, y subrayó que su labor de vigilancia "está amparada por la ley".

Si hay otras cuestiones que corregir "se estudiará y se hará" como ha ocurrido en el caso de los boletines, dijo Barreto, y si alguien tiene dudas sobre otras irregularidades puede actuar "por el cauce correspondiente".

"Si hay alguna irregularidad se corrige y si es más grave se actuará conforme a la normativa, pero de momento no hay nada", insistió la consejera, y pidió a la diputada que si tiene constancia de infracciones que se las dé por escrito para plantearlas ante el Patronato del Parque Nacional. EFE





APP OFICIAL SEGURIDAD Y EMPLEOGifs ANimados Flechas (31)


No hay comentarios:

Publicar un comentario