lunes, 2 de enero de 2017

Ombuds no cumple con los pliegos de la prisión de Melilla


A través de una nota de prensa, el presidente del Sector de Seguridad de CSI-F en Melilla, Jesús R. Sánchez Cano, ha señalado que la nueva empresa se hizo cargo del servicio a las 22,00 horas del 31 de diciembre de 2016 sustituyendo a la anterior empresa, tras ganar el concurso público, y debía haber armado al vigilante de seguridad del acceso al centro penitenciario con el revólver obligatorio, munición y chaleco antibalas. "La gran sorpresa es que la 'empresucha' no ha traído el arma, munición, ni el chaleco antibalas", ha asegurado el presidente del sector de Seguridad de CSI-F en Melilla






.


No hay comentarios:

Publicar un comentario